Cocina Casablanca: una innovadora solución para el emprendimiento local

En Casablanca, muchos productores veían restringidas sus oportunidades de emprender, dadas las restricciones de la legislación en torno al rubro de los alimentos. Esto hasta que la municipalidad creyó en sus capacidades e ideó un modelo pionero que permitió continuar con sus sueños.

La Cocina Casablanca es la primera cocina pública con resolución sanitaria municipal que existe en el país. El modelo funciona como un espacio abierto en el que los productores asisten y elaboran sus preparaciones contando con todas las herramientas necesarias para ello y bajo los estándares requeridos por la autoridad sanitaria, que muchos de ellos no contaban en sus casas.

El alcalde de la comuna, Rodrigo Martínez, se comprometió con la comunidad y fue así que productores de mermeladas, conservas, jugos, entre otros, pueden contar con este espacio abierto y llevar así a cabo sus proyectos.

Los emprendedores de Cocina de Casablanca estarán presentes en Echinuco 2016 con todos sus ricos productos de calidad, fruto de esta solución. A continuación Alfonso Barros, de Municipalidad de Casablanca, nos cuenta más de este innovador proyecto.

-¿Cómo nace la idea de una cocina pública?

En la Municipalidad de Casablanca tenemos un programa de apoyo y asesoría a pequeños productores agrícolas. Apoyo técnico, semillas, capacitación en distribución, realización de ferias costumbristas, etc. Pero para productos elaborados quedábamos siempre en el tope que no tenían resolución sanitaria.

Así, productos de increíble calidad no podían salir de la comuna, porque muchos productores no tenían alcantarillado o las instalaciones adecuadas en su cocina, siendo una inversión millonaria en muchos de los casos .

La brecha de oportunidades no se corta por la calidad del producto, sino por la cadena de elaboración y eso es muy poco incentivador en los pequeños productores. No se puede comparar por ejemplo una mermeladas de fruta fresca, de primera calidad y sin químicos, con una industrial elaborada con fruta de deshecho.

-¿Quiénes pueden participar de este espacio?

Pueden participar todos los vecinos o emprendedores que quieran, previa reserva del lugar y que tengan los conocimientos para el correcto uso de la cocina. Hemos realizado cursos de manipulación de alimentos y de cocina con la chef Catalina Valdés, quien ha enseñado por ejemplo a potenciar las recetas de las mermeladas gourmet.

-¿Cómo las personas que allí trabajan han visto crecer sus negocios/productos?

Desde que está Cocina Casablanca , los productos que ahí se elaboran pueden competir y salir a nuevos lugares. Por ejemplo, en Mercadito Echinuco en Maipú, se vendieron el 80% de los productos expuestos y los productores consiguieron invitaciones a otras ferias. A futuro estamos evaluando tener un carrito tipo food truck como proyecto para el 2017 y así ser itinerantes.

-¿De qué otras formas ustedes ayudan a los emprendedores de Casablanca?

Rodrigo Martínez es un alcalde emprendedor, y eso se refleja en que las oportunidades se generan. Por ejemplo hemos creados siete fiestas costumbristas entre los meses de marzo y diciembre. Esto ayuda a romper la estacionalidad turística comunal y genera ventas en los meses más lentos. Hoy trabajamos en una cocina Casablanca móvil, para llegar al mismo lugar de la cosecha y apoyar más la vida rural. También estamos trabajando en la red de distribución con las bodegas de vino y restaurantes.