Nuestra cazuela chilena: un rescate de tradición y sabores


En Echinuco 2014 vamos al rescate de la cocina chilena, y por eso, cómo no destacar un plato tan tradicional de nuestra cultura como variado en sus preparaciones y recetas: nos referimos a la clásica e inconfundible cazuela. ¿Por qué es uno de los platos característicos de la gastronomía chilena? ¡Acá te lo contamos!
Primero es importante decir que la cazuela es un plato característico de diversas culturas en América Latina y por lo tanto, su preparación variará de acuerdo a las tradiciones gastronómicas de cada país.
Pero como en Echinuco nos convocan los sabores de la cocina chilena, podemos decir que la cazuela es considerada uno de los platos más típicos y recomendados para todo aquel que no conoce las bondades gastronómicas de nuestro país, no sólo por sus ingredientes ricos y nutritivos sino que también, porque es un plato que se prepara desde el cálido norte hasta la fría Patagonia chilena.
Varios estudios históricos coinciden en que la cazuela es originaria de la zona central de Chile, teniendo sus orígenes en los tiempos de la conquista española, he ahí la mixtura de ingredientes; por una parte aquellos que son originarios de nuestras tierras como el zapallo, la papa y la tradicional carne de vacuno (que tanto llamó la atención de los españoles en dicha época), y por otro lado, los ingredientes provenientes del viejo continente como el trigo y especias diversas. El resultado: un plato que con una cocción lenta y fiel, representa parte de nuestra historia y mestizaje cultural.
Y aunque no se tiene claro el momento exacto que nace este plato, sí podemos concordar en que, en definitiva, es una de esas comidas que no puede faltar en la mesa de los chilenos.
Como te contábamos, la preparación de la cazuela es diversa a lo largo de nuestro país. En el norte, por ejemplo, es común que las cazuelas tengan dentro de sus ingredientes quínoa en vez del arroz, mientras que en el sur abunda la papa como principal acompañante. E incluso si nos adentramos a tierras más sureñas, cómo no disfrutar de una cazuela de cordero patagón. ¡Una verdadera delicia!
Por esto, en Echinuco sabemos que aunque se puedan encontrar muchos tipos de cazuelas, hay ingredientes que no pueden faltar y son claves para que sea una cazuela como tal; como la nutritiva carne de vacuno, ave o cerdo, el dulce zapallo y un sabroso choclo. Todo mezclado con un delicado sofrito que le dará a tu cazuela ese toque especial. ¿El secreto? ¡Que no se cocine apurada! (como dicen las abuelitas). El resto es cariño, porque si de cazuela se trata, todos los ingredientes son bienvenidos.
También existen variaciones en los nombres que reciben las cazuelas, aparte de la tradicional “cazuela de vaca”, está la “cazuela de salón” muy apetecida en la IV Región, la cual tiene como principal característica que se prepara con una costilla de vaca, tomates y no se cocina con arroz sino que con trigo pelado.
Otra variación es el clásico “Valdiviano”, originario de la ciudad de la cual deriva su nombre. Sus principales ingredientes: charqui, ají seco y cebollas. A esta preparación puede agregársele un huevo y diversos aliños. Un caldo delicioso, que surge en los tiempos de la colonización europea y permuta hasta nuestros tiempos.
Se prepare como se prepare, en Echinuco rescatamos este maravilloso plato, por su sabor y tradición, y porque nos une al menos un domingo al mes con nuestros seres más queridos.
Cuéntanos, ¿cómo preparas tú la cazuela?

More Recipes
Cacao Soul: chocolate para todos